Lo que debes saber: Cruces de río en tu 4x4

Salir de ruta con conocimiento previo puede ser la diferencia entre llegar a tu destino luego de disfrutar el trayecto, o quedar varado en medio de la nada  en el mejor de los casos.

De nueva cuenta, visitamos el hermoso estado de Puebla para gozar de un fin de semana con una caravana llena de entusiastas al offroad en nuestra ruta "La Primera del Año".

 

Las solicitudes para un segundo grupo no se hicieron esperar y Huauchinango era una cita obligada y con ello, era importante repasar los diferentes cruces de río a los que estuvimos expuestos.

 

De hecho, estas "acuáticas" experiencias nos exigen ciertas consideraciones para poder completar una ruta de manera satisfactoria, atendiendo los diferentes imprevistos técnicos y mecánicos que esto supone.

 

De entrada, un cruce de un río debe realizarse explorando previamente a pie el lugar para averiguar la profundidad. Aquí nos daremos cuenta del estado del fondo, ya que puede ser firme o bien, podemos encontrar terrenos blandos e inconsistentes si vamos a pasar por agua estancada.

 

La profundidad a la que un vehículo 4x4 puede efectuar un vadeo viene determinada independientemente de las especificaciones dadas por la marca, por factores como el tipo de combustible que utilicen, gasolina o diesel.

 

En ambos casos, la mayor precaución que debemos tener es impedir a toda costa que el agua llegue al motor a través del filtro del aire, ya que al entrar a los cilindros y no ser "comprensible"; puede ocasionar una avería de consideración como una biela doblada, cilindros rotos o pistones.

 

Para evitar esto, es conveniente instalar un filtro de aire con toma exterior alta (Snorkel) y sellar las juntas del mismo con silicón.  

 

 

Desafortunadamente; los motores a gasolina tienen mayores limitaciones en razón de su sistema eléctrico que, al mojarse; pueden hacer que nuestro 4x4 se apague. De ahí la importancia en sellar partes eléctricas como puede ser el modulo de operación, arnés, computadora, entre otros.

 

No debemos olvidar el cuidado que se le debe dar al distribuidor, esto para evitar que el agua llegue a él. Una forma sencilla de hacerlo, es utilizando un guante de goma como los que se utilizan para limpiar. Se cubre por completo el distribuidor de este elemento y se hace un pequeño orificio en la punta de los dedos, sacando por ahí los cables que van hacía las bujías y por el pulgar el que va a la bobina.

 

Una vez que realizamos todos estos puntos de manera previa, debemos entrar a los cruces de río de una forma suave  constante para que la ola que generamos no vuelva contra nosotros, suba por el cofre y entre al interior.

 

Si previamente estuvimos realizando maniobras off road, es importante hacer una pausa para que el motor se enfríe antes de intentar un cruce de río, ya que el choque térmico puede ser dañino para el motor.

 

 

Luego de salir, es importante pisar el freno en repetidas ocasiones con la finalidad de secarlo y evitar algún susto innecesario cuando vayamos a una mayor velocidad.

 

Sabemos que hay detalles que podrías pasar por alto cuando sales de ruta. Por ello, ponemos a tu disposición nuestro taller profesional, donde podemos equipar tu 4x4 con los mejores accesorios  para tu Todoterreno, Pick Up o SUV, además de brindarte la asesoría necesaria para que tu próxima ruta sea de lo mejor.

Galería

Próximas Rutas

Accesorios 4x4