Ram TRX: por encima de todo

La pick up más rabiosa del mercado nos acompañó a nuestro SandFest y esto fue lo que pudimos comprobar cuando la sometimos a duras pruebas.

Pocas veces tenemos la oportunidad de manejar un vehículo que sobre pasa completamente nuestras expectativas y sobre todo, cuando brinda esa dualidad tanto dentro como fuera del camino.  

Antecedentes 

 

Hace algún tiempo, conocimos de primera mano los planes de la marca RAM para crear una pick up completamente funcional para el 4x4, pero con una potencia brutal que nos dejaría con la boca abierta.  


Fue a mediados del año pasado cuando la marca del carnero presentó RAM TRX, un modelo sin rival que llevaría como estandarte el mítico carnívoro bípedo T-REX, capaz de devorar por completo a cualquier velociRaptor que se le pusiera enfrente.  

 

No pasó mucho tiempo para que este modelo pisara suelo mexicano y con ello, la posibilidad de comprobar sus cualidades dinámicas y mecánicas.  

 

Afortunadamente, nuestra ruta SandFest cayó justo cuando los amigos de Stellantis México –conglomerado propietario de la marca RAM- nos facilitó una unidad de prueba que fungió como vehículo VIP dentro de la caravana.  

Apariencia agresiva 

 

De entrada, esta pick up en color rojo se muestra intimidante gracias a su gran altura y diseño agresivo, que se resalta gracias a la gran parrilla en color negro, la fascia y las entradas de aire que apoyan en cuestiones térmica al motor.  

 

Al interior, la rudeza se hace a un lado para mostrarnos un habitáculo completamente confortable y tecnológico, aunque con detalles que nos recuerdan en dónde estamos sentados.  

 

Lo primero que llama la atención es la enorme pantalla ubicada en la consola central, la cual tiene una longitud de 12 pulgadas y en donde podemos controlar diversas funciones del vehículo. Además, los amantes de la música disfrutarán el sistema de audio Harman Kardon con 19 altavoces, 10 subwoofers y una potencia de 900 vatios.  

 

En términos de seguridad, RAM ha extendido sus posibilidades a 6 bolsas de aire, control de estabilidad, frenos ABS, control electrónico de frenado, mitigación de vuelco, entre muchísimas más.  

 

Brutalidad mecánica

 

Pero lo que nos llama la atención radica en sus entrañas. Y es que el motor es nada más ni menos que un motor V8 HEMI sobrealimentado de 6.2 litros, el cual desarrolla 702 caballos de potencia y 650 lbs-pie de torque con reductora, todo esto asociado a una TorqueFlite 8 vel que simplemente gestiona la potencia de una manera por demás increíble.  

 

Como se podrán imaginar, no hubo terreno al que no pudiéramos vencer. Incluso, recorrimos ciertos terrenos arenosos a velocidades superiores a los 160 kilómetros por hora gracias al modo Baja, además de la funcionalidad de amortiguadores adaptativos Bilstein Black Hawk e2 de 2.5 pulgadas que en todo momento ofrecieron una respuesta rápida a los cambios bruscos de terreno.  

 

Además, el bloqueo de diferencial trasero nos permitió atender diversos montículos de rocas sin mayor problema. De todas formas, RAM ha dotado de diversos modos de manejo que permite ajustarse de manera automática a las situaciones que le pongamos enfrente, tales como el Snow, Custom, Auto, Tow y Sport, además de los dedicados al segmento de off road como Mud/Sand, Rock y el ya mencionado Baja.  

Al final, por más duras que fueran las pruebas, RAM 1500 TRX fue hecha para ser completamente imbatible. Desafortunadamente, solo estarán disponibles 50 unidades en nuestro país, a un precio de 2 millones 199 mil 900 pesos.

Galería

Próximas Rutas

Accesorios 4x4